El informe de PWC y el riesgo bancario inmobiliario, en España 1002

He esperado al periodo de descanso que proporcionan las vacaciones de Semana Santa, para realizar diversos comentarios sobre el recientemente publicado informe “Tendencias del Mercado Inmobiliario 2010” , elaborado conjuntamente por Urban Land Institute y PricewaterhouseCoopers.

Vaya por delante que este tipo de informes-encuestas, elaborados mediante entrevistas a un elevado número de profesionales – en este caso más de 645 personas – no me genera confianza en sus conclusiones. Cuando se repasa la lista de estos profesionales encuestados se descubre entre sus filas a un elevado numero de aquellos que, hace apenas tres años, fueron incapaces de prever la debacle con la que nos encontramos actualmente, pero es que hace dos años todavía defendían que la crisis resultaría corta en el tiempo y moderada en la profundidad. Esto es perfectamente comprobable, al menos con la mayoría de los participes españoles. Por ello me disculparan si cuestione sus conclusiones. Tan solo me sirven los datos que puedan aportar, en la medida en que sean reales, o al menos creíbles, que no siempre es fácil medir la realidad.

 Según el informe de ULI-PwC , en los balances de los bancos de la eurozona, constan préstamos al sector inmobiliario, por un importe  de 781.000 millones de euros. En este marco conviene recordar que recientemente el Banco de España reconoció que la exposición del sistema financiero español (bancos, cajas y cooperativas) al sector de la construcción y la promoción en España era de 445.000 millones de euros en 2009. Si estas cifras son correctas, y las del B de E no suelen ofrecer duda, la primera de mis observaciones, de las que iré desarrollando en sucesivos comentarios, es que nuestro sistema financiero soporta un riesgo inmobiliario superior al 56% del total del de la zona euro. Y la totalidad de dicho riesgo está ubicado en España. Desde luego este dato es para poner los pelos de punta dada la crisis que vivimos, y pone en duda la estabilidad del sistema financiero español. Si contemplamos los riesgos asumidos por las entidades británicas (250.000 millones de Libras) nos situaríamos en un importe total próximo al 1.000.000 de millones de euros (Un billón español de euros), lo que bajaría nuestro porcentaje a algo más del 44,5%.

 La pregunta del millón es la de si esta situación obligará a las entidades financieras a realizar ventas desesperadamente o no.

 La respuesta la daré, en mi opinión, en el siguiente comentario.

José Barta 31-03-2010

SOBRE QUIEN PAGARÁ EL INCREMENTO DEL IVA DE LAS VIVIENDAS 1001

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, advirtió el martes que subida del IVA que prevé el Gobierno central supondrá que los madrileños que compren una vivienda media de 100 metros cuadrados a partir del próximo julio tendrán que pagar casi 3.000 euros de más, al aplicar el 8% en lugar del 7% del IVA actual, lo que supone un 14,8% más en el pago de este impuesto.
Así lo manifestó durante la inauguración de la Asamblea General Ordinaria de la Asociación de Promotores Inmobiliarios de Madrid (Asprima). En el acto, Aguirre estuvo acompañada por la consejera de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio, Ana Isabel Mariño; por el presidente de CEIM, Arturo Fernández; por el presidente de la Cámara de Comercio, Salvador Santos; y por el presidente de Asprima, José Manuel Galindo.
La Presidenta Aguirre maneja unos datos de repercusión económica que son correctos, en este sentido la escopeta, a ella que le gusta la caza, está bien cargada, el problema que tiene la Presidenta de Madrid, es que apunta en el sentido contrario al correcto. NO señora Aguirre, aun cuando los promotores, con los que usted departía amablemente, encabezados por mi entrañable amigo José Manuel Galindo, le dieran ese sesgo, eso no será así. El importe del diferencial del IVA se lo tendrán que comer los vendedores, que no está el horno para bollos por parte del comprador. Este es el mensaje de alivio que aporto a los posibles compradores. Otra cosa es que los promotores, que deberían bajar los precios como locos antes de la entrada en vigor de la Ley, no estén en condiciones de soportar otra vuelta de tuerca, pero esta es otra cuestión, bien es verdad que se vende peor que la de la defensa del consumidor. Al final el principal vendedor seguirá siendo el sector financiero, que no verá reducirse el volumen de impagados, con los consiguientes adjudicados.