LAS ESCUELAS DE NEGOCIOS Y SU CONTRIBUCIÓN AL FRAUDE ÉTICO EMPRESARIAL (2017)

José Barta; miércoles 3 de mayo 2017

Mi buen amigo Isidoro Tapia, hace unas semanas, me planteó la conveniencia de volver a publicar mi artículo, de hace tres años, con el título del actual. En 2014, entraba de lleno en una realidad negada por bastantes protagonistas del mundillo académico-empresarial, pero que, el día a día de la actualidad judicial, con sus descubrimientos sobre las numerosas tramas de corrupción, así como las numerosas sentencias sobre ilegalidades en la gestión de productos financieros, va mostrando como sustrato para el desarrollo del actual drama social.

Y todavía nos podríamos quedar cortos, dado que corremos el riesgo de valorar tan solo el daño económico sin danos cuenta del mayor daño que se ha producido, consistente en la grave desaparición de todos aquellos empresarios y directivos que se han negado a entrar en el juego de la corrupción y/o de la gestión de la eficiencia económico-financiera al margen de aquellos principios morales que suponen subordinar la misma al servicio del desarrollo, crecimiento, material y espiritual de trabajadores, clientes, proveedores y del resto de la sociedad. Esta masacre empresarial pasará una factura que se tardará dos generaciones, al menos, en recuperar.

La denuncia que realizaba, en mi artículo de hace tres años, sobre el papel de las escuelas de negocios en todo este proceso de degradación económica-social, supuso una nueva fuente de escandalo, obviamente en mayor medida por parte de aquellos que se han alimentado de dicha degradación ética, pero también por parte de nuestros sempiternos teóricos de la vida, la mayoría acogidos a un régimen laboral funcionarial, o cuasi funcionarial.

Ante la propuesta de Isidoro le pedí unos días para revisar mi artículo inicial, pensando que debería matizar o suprimir algunos párrafos; mi memoria va siendo cada vez más flaca, en especial con mis escritos.

Tras releerlo me reafirmo en lo expuesto en el mismo, quizás refrendándolo con nuevas aportaciones y con algún otro fruto de un mayor tiempo de reflexión.

Mi conclusiones podrían parecer excesivamente radicales, pero no son originales, he encontrado que, poco antes de morir, Ghoshal sugirió, en uno de sus artículos más controvertidos, que gran parte de la culpa de la corrupción corporativa en la década de 2000 podía ser atribuida a las escuelas de negocios y la forma en que tratan de enseñar la gerencia empresarial como una ciencia . Dicho método no tiene espacio para la moralidad, y por lo tanto, argumentaba Ghoshal, “las escuelas de negocios han liberado activamente a sus estudiantes de cualquier sentido de la responsabilidad moral” (The Economist (2009) “Sumantra Goshal”, 29 de Mayo 2009)

A los estudiosos de la economía les acecha, como a tantos otros, el riesgo de caer en tópicos tales como asociar mayor riqueza a mejor gestión, sin parar en la cuenta de que esto no es necesariamente cierto. Cuando sucede así el mito ha sustituido a la realidad. Y fue un mito, surgido tras la II Guerra Mundial, que el liderazgo económico estadounidense se correspondía con el mejor modelo de gestión empresarial. Ya a finales de los años setenta se pudo apreciar que dicha conclusión no se correspondía con la realidad, cuando una parte importante de su industria fue desbordada por la japonesa, pero el modelo de Escuela de Negocios importado de Estados Unidos ya se había transformado en el paradigma de gestor empresarial, priorizando el análisis contable-financiero, basado en datos estadísticos, sobre cualquier otro método de trabajo, incluida la gestión del “conocimiento de las personas”, incluso el conocimiento de la realidad tecnológica y sus consiguientes limites.

“(Los) Gestores creían que podían tomar decisiones sin conocer (los) productos, (las) tecnologías o (los) clientes de las compañías. Sólo tenían que entender las complejidades de la información financiera … , y los administradores (desde) la década de 1970, provenían principalmente de las filas de los contables y financieros, y no de las filas de ingenieros, diseñadores y vendedores. [Esta nueva clase directiva] se movió con frecuencia entre las empresas sin tener en cuenta a la industria o los mercados que sirven … Una relación sinérgica desarrollada entre la contabilidad de gestión se enseña en los programas de MBA y las prácticas que emanan de las oficinas controladores corporativos, impartiendo a la gestión de la contabilidad una vida propios y dar forma a la manera en que los administradores de las empresas corrieron.” (Johnson y Broms , 2000, p. 57)

Cuando en la gestión de la empresas se pierde la perspectiva del servicio a las personas, llegándose a elevar dicha ceguera a categoría de modelo a seguir, la crisis empresarial y social está servida. Será cuestión de más o menos tiempo, pero la perdida del referente humano como fin último de la empresa (todavía hoy muchos piensan que el fin es el enriquecimiento exclusivamente económico) siempre pasa factura.

Como decía Leonardo Polo

“El método analítico no garantiza la discursividad de la ciencia. Tampoco su consistencia. La consistencia hay que buscarla en la verdad, y el análisis no se encamina a la verdad. El fundamento tampoco se puede hallar analíticamente. No es que el tema el fundamento sea inaccesible, si no que no se alcanza analíticamente.”( ¿Quién es el hombre? Leonardo Polo. Editorial Rialp. 1992, p.48)

Las escuelas de negocios han terminado sustituyendo la necesidad del conocimiento de la realidad por el análisis, que no pasa de ser una síntesis sesgada de la realidad (sesgada por que las personas que los realizan tienen sus propios prejuicios y limitaciones instrumentales).

Han confundido las necesidades de formación para la dirección de personas, con las necesidades de formación para la construcción de puentes o motores de combustión. El economista se encuentra indiscutiblemente más cerca del medico, en sus necesidades de formación, que del ingeniero o el matemático, incluso que del abogado. Y en este sentido la economía, en cuanto a instrumentos de diagnostico y tratamientos, se encuentra en una fase comparativa, respecto a la medicina, propia de los comienzos del siglo XX.

La formación del directivo, especialmente del alto directivo, pasa más por instrumentos similares a los de la formación de médicos, que a métodos basados en el estudio de casos. Esta es la gran asignatura pendiente de las escuelas de negocios si pretenden formar profesionales eficientes, al servicio de sus empresas, que es lo mismo que al servicio del crecimiento en humanidad de sus empleados, clientes, accionistas, proveedores, en definitiva de la sociedad en la que se desenvuelve.

En España, la corrupción de las empresas ha favorecido y potenciado la corrupción del sector Público, y entre ambos han degradado los valores éticos de nuestra sociedad.

A continuación el articulo citado, publicado en 2014.

Por cierto, al final de dicho artículo aconsejo varias lecturas, a las mismas debo añadir “Laudato Si”, del Papa Francisco

LAS ESCUELAS DE NEGOCIOS Y SU CONTRIBUCIÓN AL FRAUDE ÉTICO EMPRESARIAL

José Barta; miércoles 16 de julio 2014 Leer más LAS ESCUELAS DE NEGOCIOS Y SU CONTRIBUCIÓN AL FRAUDE ÉTICO EMPRESARIAL (2017)

Estrategias tecnológicas que ignoran nuestros gobernantes

José Barta; 12 de marzo 2015

La estructura productiva española se encuentra en entredicho desde hace demasiados años, sin que los distintos Gobiernos hayan acabado de tomar medidas realmente eficaces para su desarrollo.

Según el Atlas de la Complejidad Económica, que  trata de medir la cantidad de conocimiento productivo que tienen distintos países, valorando su capacidad para la fabricación de productos más complejos, nuestro país ocupa el puesto 27 (detrás de Polonia, Hungría, Eslovaquia, Irlanda…), debido a su menor capacidad de innovación y desarrollo.

Ranking países

Si analizamos la relación de productos exportados por España, y la comparamos con la de productos importados, descubriremos una manifiesta ausencia de productos de alto valor añadido, especialmente los tecnológicos: Leer más Estrategias tecnológicas que ignoran nuestros gobernantes

Rajoy vende alfalfa en China, Israel tecnología

José Barta; 9 de febrero 2015

 El pasado mes de septiembre de 2014 Rajoy, actual Presidente del Gobierno de España, realizó un viaje de estado a China, acompañado de amplio séquito de políticos, funcionarios y empresarios afines.

Fuentes diplomáticas españolas destacaron especialmente la firma del protocolo sobre los requisitos sanitarios para la exportación de alfalfa que abre el mercado chino a España, el segundo exportador mundial de este producto, tras Estados Unidos, con más de un millón de toneladas. Al regreso de ese viaje, Rajoy afirmó que en China admiraban el   “modelo económico español”.

El pasado 29 de enero de 2015, el primer ministro chino, Li Keqiang, envió una carta de felicitación a la primera reunión de la Comisión Mixta de Cooperación para la Innovación entre los gobiernos de China e Israel, que se estaba celebrando en Beijing.

Li Keqiang manifestó en la misma que “la ciencia es la base de la prosperidad de una nación mientras que la innovación es el alma para el progreso nacional”. También afirmó “que, la Comisión mixta chino-israelí, vinculará estrechamente personal científico y tecnológico bilateral, poniendo en pleno juego los diversos recursos de innovación, a fin de que la nueva contribución a la promoción del desarrollo tecnológico de los dos países, promueva el bienestar de los dos pueblos”.

Turismo y leguminosas, no está mal…para una economía de los años sesenta, que es la que parece que está trayendo a nuestra sociedad el nuevo “milagro económico español”.

Por cierto Israel, con un indiscutible liderazgo mundial en distintos campos tecnológicos, es un país con una importante población hispano parlante, y con una aplastante mayoría de población judía, etnia cultural que forma parte de nuestras raíces históricas. Elementos que podrían resultar determinantes a la hora de establecer acuerdos de colaboración en ámbitos como la tecnología o la innovación. Pero es más que probable que el Gobierno Rajoy, que ha deshecho la industria de alta tecnología y la investigación científica en España, piense que no compagina una estrategia de este tipo con su “modelo de desarrollo” basado en la oferta de mano de obra barata.

Sus más recientes declaraciones lo que manifiestan es que, en realidad, fue Rajoy el que quedó favorablemente impresionado por los resultados del antiguo modelo de desarrollo económico de China, de mano de obra pobre.

El Mundial que necesita España

José Barta; 12 de junio 2014

La Conferencia Nobel para el Progreso Humano, que se celebrará los próximos días 17 y 18 de agosto, en Tel Aviv, convocada por 19 premios Nobel de todo el mundo tiene ningún precedente:

* El objetivo principal de la Conferencia es promover la ciencia y la tecnología y su impacto en el desarrollo económico mundial y el bienestar social.

* El programa de la Conferencia ha sido diseñado por los ganadores del Premio Nobel, en estrecha colaboración con un comité de la ciencia y la tecnología integrada por académicos destacados, economistas y empresarios líderes. Todos ellos, así como a los miembros del comité organizador, están contribuyendo al éxito de este evento de forma voluntaria.

* Las sesiones combinarán presentaciones de los Premios Nobel, en forma de reuniones interactivas y mesas redondas, con la participación de los principales empresarios israelíes y compañías tecnológicas multinacionales. Esperan entre  800 y 1.000 personas para asistir a la conferencia.

* Uno de los principales objetivos de los organizadores es convertir la conferencia en un evento mediático global. Se invitará a los periodistas internacionales de prestigio y presentadores de televisión para cubrir la reunión.

Una serie de proyectos de esta envergadura, arropados por una adecuada legislación que no de penalice la iniciativa de pequeños empresarios e investigadores, como sucede hoy en España, es lo que precisaríamos en nuestro país para conseguir ganar el Mundial de Nuestro Futuro.

No deja de ser sorprendente que en, en un país como el nuestro, se reúna el plantel más prestigioso de jugadores de fútbol, de todo el mundo, con la aprobación y apoyo de ciudadanos, Administraciones y entidades financieras, y no se sea capaz de apostar, en los mismos términos, por el campo de la tecnología, de la ciencia y de la economía, asumiendo en lo deportivo el liderazgo mundial, sumiéndonos en la cazurrería y el catetismo al afrontar nuestro desarrollo económico y social.

Un pueblo así oculta un grave problema de autoestima, que suele estar provocado por el desprecio de sus gobernantes sobre las capacidades reales del mismo.

Adjunto carta de presentación y enlace para todos aquellos que deseen asistir: Registro  Leer más El Mundial que necesita España

Amancio Ortega, Soros y las SOCIMI

José Barta, 17 de marzo 2014

A mis lectores habituales no les sorprenderá demasiado el cada vez más evidente éxito que están teniendo las SOCIMI. Tras una regulación inicial tan desangelada como la de los fracasados Fondos de Inversión Inmobiliaria, la reforma que la Ley de Medidas Tributarias 16/2012, de 27 de diciembre, introdujo en estas sociedades cotizadas de inversión en el mercado inmobiliario, las convirtieron, en mi opinión, en magnificas competidoras de sus homólogos internacionales, los REIT (Real Estate Investment Trusts).

Así lo afirmé desde el principio, incluso antes de su aprobación definitiva, a la luz de su último borrador (Ver mi post Para lo que sirven y no sirven las nuevas SOCIMIs)

En su corto periodo de vida – las primeras SOCIMIs, Entrecampos y Promociones Renta y Mantenimiento, se aprobaron en noviembre y diciembre, respectivamente, del pasado año – parecía que terminarían produciendo otro fiasco, tras desconcertarnos a los profesionales, con la aprobación de sociedades con modelos de negocio inviables en el mercado, por lo inadecuado de este instrumento con los fines realmente perseguido por los promotores de las mismas, dado el escaso peso relativo que los inmuebles en renta tenían en sus activos totales, frente a otros de elevado riesgo (como suelos pendientes de desarrollo urbanístico), o debido a las escasas dimensiones de los inmuebles en renta, y la dispersión física de los mismos, con unos elevados costes de gestión, incompatibles con la necesidad de ofrecer rentabilidades netas altas.

Así lo manifesté a comienzo del pasado mes de febrero, temiendo que una inadecuada utilización de las SOCIMIs terminara “quemándolas”.

Afortunadamente se ha comenzado a corregir el rumbo, aparentemente en la dirección adecuada. Leer más Amancio Ortega, Soros y las SOCIMI

Gibraltar y la Teoría de Juegos

José Barta; 9 de agosto 2013

Una vez más nos encontramos con el eterno conflicto de Gibraltar, y un año más tengo la misma sensación de improvisación en la estrategia adoptada por parte de España.

Estaba más que claro que se provocaría algún conflicto, por parte del Gobierno de la Colonia gibraltareña. Conviene recordar que este año se cumple el 300 aniversario del Tratado de Utrecht, que puso fin a la Guerra de Sucesión española, por el que Felipe V, que nunca llegó a identificarse totalmente con los intereses españoles, cedía el Peñón a los ingleses, aliados de Cataluña en dicha guerra, para garantizarse el ejercicio pacifico de su reinado, y el de sus descendientes, en España.

Si analizamos las estrategias desarrolladas durante los últimos sesenta años por los distintos protagonistas del conflicto apreciamos un conjunto de acciones medidas, coordinadas y mantenidas en el tiempo, con resultados favorables evidentes, por parte de Gibraltar y el Reino Unido, frente a una “acumulación” de actuaciones diversas, en ocasiones divergentes y de duración tan limitada como su eficacia.

En este punto mi pensamiento se va a la Teoría de Juegos, y es que las acciones británicas – a diferencia de las españolas – sugieren la aplicación de estrategias afinadas con modelos matemáticos, desarrollados al hilo de esta Teoría. Leer más Gibraltar y la Teoría de Juegos

El Corte Inglés y las SOCIMIs (y 2)

José Barta; 24 de julio 2013

 Viene de  El Corte Inglés y las SOCIMIs (1 de 2)

Hay algo en las dos informaciones difundidas, que si bien al unirlas parecen reforzarse la una a la otra, si se escudriña más a fondo, terminan suscitando dudas serias sobre la “calidad de los “vehículos” utilizados y, en consecuencia, sobre los intereses realmente perseguidos, y por ello sobre la “realidad oculta en la misma”.

Estas dudas se podrían agrupar en dos puntos (el 1) se trató en la primera parte de este artículo):

2)      La información “no desmentida” por El Corte Inglés, adjudica la “futura” compra del edificio Plaza Catalunya  23 a IVA Capital Partners, que, según fuentes de la misma, está participada por importantes fondos internacionales (Suiza, Francia). De formalizarse la operación se convertiría en un “testigo de referencia” del pretendido alto valor de los inmuebles. Leer más El Corte Inglés y las SOCIMIs (y 2)

El Corte Inglés y las SOCIMIs (1 de 2)

José Barta; 22 de julio 2013

Hace unas semanas El Corte Inglés permitió que se filtrara el “compromiso” de venta de su edificio situado en Barcelona, Plaza Catalunya, 23, al “grupo inversor multinacional” IVA Capital Partners, por 100 millones de euros. El inmueble, de unos 8.000 metros cuadrados de superficie, alberga un centro multimarca donde El Corte Inglés agrupa a firmas internacionales de moda de mujer, en algún caso en exclusiva en España. El operador comercial permanecerá en dicho edificio en régimen de alquiler.

Parece que nos encontramos ante una sencilla operación de inversión en inmueble con rentabilidad, pero en ocasiones las apariencias pueden engañar. Leer más El Corte Inglés y las SOCIMIs (1 de 2)